Los cines, antiguos teatros del siglo XX en Santiago

Los hechos son parte de la historia de las ciudades y de nuestras vidas.

Desde la década del 40 del siglo pasado, la ciudad de Santiago de los Caballeros disfrutaba de varios centros de entretenimiento destacándose los cines (antiguos teatros) y los parques, donde tanto la juventud adolescente como los adultos, compartían momentos de esparcimiento e interactuaban con sus relacionados y amigos. Escuetamente nos referiremos a los antiguos teatros de antaño, hoy totalmente desaparecidos que nos recuerdan amistades y buenos momentos pero además, contribuimos al resaltar una parte de las vivencias y de la historia de Santiago.

Ya en la postrimería de la década del 40, encontramos en esta ciudad, varios locales donde se proyectaban películas y en algunos se podían presentar espectáculos de comedias, cantantes, magos, etc. actos que se efectuaban sobre un amplio escenario levantado en la plataforma o tarima construida delante de la pantalla donde eran proyectadas las fílmicas de antaño.

Por ese entonces estaban funcionando el Teatro Colón, ubicado en la calle 30 de Marzo, el teatro Ideal localizado en la calle 16 de Agosto, próximo a la Catedral y al parque Duarte y el Teatro Apolo que operaba en la calle San Luis, en una edificación ubicada muy próximo a la calle El Sol en colindancia con el hello edificio del Correo. Todos estos cines estaban en locales techados, exceptuando el cine Jardín, localizado en la calle Máximo Gómez, muy próximo a la calle 30 de Marzo, que proyectaba sus películas a cielo abierto por lo que los días de lluvia, no frecuentaban los parroquianos. Era un cine fresco y acogedor que fue desmantelado para la construcción de un edificio. Dicho cine fue trasladado a la Avenida Imbert y fue construido con características similares, a cielo abierto y luego fue techado.

Una característica que tenía el Teatro Colón y el cine Ideal era que su distribución interior contaban con una gran zona central de numerosas rifas de asientos pero, en sus laterales, se localizaban un sinnúmero de cubículos, frecuentados por familias o por los más adinerados, donde podían tomar asiento alrededor de unas ocho a doce personas. Los que ocupaban estos cubículos estaban ligeramente en niveles más elevados para evitar obstrucciones visuales, por encima de los que ocupaban asientos en el área central.

La concepción de distribución en cubículos en su diseño interior fue erradicada en el Teatro Colón a principios de la década del 40, pero nunca fue desechado en el cine Ideal, el cual mantuvo los cubículos hasta que fue demolido conjuntamente con la edificación
del local que alojaba la Asociación de Damas, localizado en la calle Benito Monción, (cerrada actualmente) frente a la Catedral, para dar espacio a la construcción de la antigua escuela Colombia. En el cine Ideal cobraba entre 10 y 15 centavos por ver sus proyecciones, principalmente series de Flash Gordon, El Capital Marvel, el Fantasma, etc. El Teatro Colón era el más costoso pero no sobrepasaba los 25 centavos. El teatro Apolo tenía un costo intermedio.

El Teatro Víctor lo recordamos en la década del 50. Estuvo ubicado en la parte baja de la ciudad, en la calle Restauración frente al actual Plaza Fernando Valerio. Otro cine que surgió a fines de esa época fue el cine Odeon, localizado en la antigua calle General López, hoy ampliada con los criterios de diseño del que suscribe, y convertida en la Avenida Antonio Guzmán. Se localizaba en la segunda cuadra próxima a la calle Restauración.     Originalmente este cine fue levantado sin techo, es decir a cielo abierto, por lo que dejó de proyectar muchas películas a consecuencias de las lluvias, pero más luego fue techado a fin de obviar esos inconvenientes.

También, por la década del 60 encontramos el cine Cinelama ubicado en la parte alta de la calle Beller. Fue un cine que originalmente tenía la mitad de su área techada y la restante descubierta Posteriormente fue techado totalmente y solo exhibía películas durante horas de la noche. Si no estamos equivocados, surgió un nuevo cine en la década del 70 denominado Galaxia, el cual estaba localizado en la calle Restauración. Al igual que dos nuevos cines ubicados en la Avenida 27 de Febrero, el cine Las Colinas, donde esta Cecomsa y el cine Central donde se ubica la firma Samoli.

Los principales cines, antiguos teatros ofrecían dos tanda diarias de proyecciones. Una en horas de la tarde a la 5 y 15 y la de la noche a las 8 y 15. El teatro Colón y el teatro Apolo ofrecían además, los domingos y ciertos días festivos, una película en horas de la mañana a eso de las 10 y 15 y fueron siempre concurridas por la juventud y adolescentes de la época. Fueron los dos teatros con mayor capacidad de personas. Algunos ofrecían tandas los domingos en la tarde (matinée) para los más jóvenes entre las 2 y cuatro de la tarde, según la disposición del cine.

Si bien recordamos, en la década del 80 surgió una edificación que contenía dos amplias salas cinematográficas, antiguos cines llamados el cine doble. Por muchos años fue el cine más atractivo de su época estuvo localizado en la Avenida Central, hoy reconocida con la designación acertada de Avenida 27 de Febrero, importante arteria de esta ciudad. Su ubicación estaba muy próximo a la Avenida Estrella Sadhalá. Todos estos antiguos cines o teatros, diseminados en el ámbito urbano de Santiago, fueron
dejando sus actividades, las cuales se concentraron en los Centros Comerciales que surgían en la ciudad.

Todos estos cines, antiguos teatros muchos de ellos, formaron parte de una época del siglo pasado. Hoy en día, los actuales locales para proyecciones cinematográficas, están localizados en grandes centros comerciales, como señalábamos anteriormente, y se agrupan en varios cinemas de tamaños reducidos, pero dan la facilidad al usuario de escoger entre una o varias proyecciones. Hoy en día, a diferencia de antaño, se proyectan las películas de forma corrida. Todo es parte de la historia de Santiago. Las nuevas tecnologías del siglo 21 tenderán a modificar nuestros hábitos ya que muchas películas son proyectadas y vistas desde nuestros hogares, a través de la televisión. Todo parece indicar que vendrán nuevos cambios que deberemos incorporar.

lainformacion.com.do

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s