Enrique Blanco (1907-1936)

En 1932 un soldado se rebeló contra la disciplina del ejército de  Trujillo, mató un sargento  y se escapó, llevándose su rifle.
   
Dotado de una excelente puntería, Blanco diezmaba patrulla tras patrulla que eran envia-das para capturarlo, en emboscadas bien planificadas. En estos primeros años de la dictadura trujillista, los campesinos del Cibao, aún no habían sido presa del terror que más tarde tendrían, por lo que el rebelde encontró apoyo entre ellos, convirtiéndose en un símbolo de la resistencia contra el dictador. Por 4 años Enrique Blanco se burló de Trujillo y su ejército, hasta que en diciembre de 1936 fue atrapado y ejecutado en Aguacate Arriba, sección perteneciente a Moca.
   
Su nombre se hizo legendario en los campos del Cibao, donde por muchos años se siguió tarareando el estribillo:

“Ya los majases no tienen cuevas
Enrique Blanco se las tapó,
se las tapó se las tapó se lo digo yo”

Por otra parte, a finales de 1936, estaba emergiendo en Ciudad Trujillo, una  nueva sociedad,  después de la disolución del Club Unión y la demolición de su local.


   
La inauguración este año de la avenida construida a lo largo del malecón de la ciudad, que Trujillo llamó George Washington y la construcción de un obelisco en ella,(imitando el existente en la ciudad de Washington por otros motivos), para conmemorar el cambio de nombre de la Ciudad (este monumento aún persiste), estaban cambiando la topografía de la ciudad, en su expansión extramuros.
   
La avenida facilitó el acceso a la playa de Guibia y allí se construyó un local llamado el Casino de Guibia (actual Club de profesores de la UASD),  donde comenzaron a tener lugar los eventos sociales de importancia y donde surgió un nuevo club social. A su lado se construyó un balneario público y para que todos tuvieran presente la nueva realidad, también se construyó en las inmediaciones, un cuartel de la nueva Policía Nacional.
   
Este fue también el último año en que el pueblo celebró con espontáneas manifestaciones de júbilo, el 12 de julio, día en que terminó la intervención americana de 1916-24 y recuperamos nuestra independencia, que  Horacio Vásquez no se atrevió a declarar día de fiesta. En lo ade-lante Trujillo reprimió e impidió estas celebraciones. Todavía, una fecha que tiene el mismo significado que el 16 de agosto, pasa desapercibida, como si no fuera una efeméride patria.

Al margen
   
Sigue cambiando favorablemente la imagen de la revolución cubana.
Continúa la liberación de presos políticos. Por primera vez que yo sepa, un despacho de los cables internacionales se refiere a la esposa de Fidel. Este ya no se presenta en su clásico uniforme militar verde olivo sino vestido de paisano. Ya veremos donde para todo.

Fuente: http://lainformacion.com.do/noticias/opinion/columnas/1051/enrique-blanco-(1907-1936)

Autor: Julio M. Rodríguez Grullón

Un comentario el “Enrique Blanco (1907-1936)

  1. Pingback: La Verdad de Enrique Blanco – (Pelicula Dominicana – Años 1997-1999 | Desde Santiago

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s